Proverbios y frases sobre el hablar

Proverbios, refranes, citas célebres, dichos y frases.

[volver al índice de frases]



  • ¡Bienaventurados los que no hablan, porque ellos se entienden! (Ser liberal en España es ser emigrado en potencia. (Mariano José De Larra)
  • A veces puedes aplastar a una persona con el peso de tu lengua. (Proverbio Chino)
  • Algunos hablan demasiado, pero sin decirlo todo. (Quintiliano)
  • Antes de empezar a hablar, procura que en tu rostro pueda leerse lo que vas a decir. (Marco Aurelio)
  • Así como es un don de los hombres de gran talento decir muchas cosas en pocas palabras, es por desgracia en los sujetos de pocos alcances hablar mucho para no decir nada. (Molière)
  • Cuando duda el que habla, presunción da de verdad. (Quintiliano)
  • Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa. (Jacinto Benavente)
  • Cuida tus palabras; que ellas no levanten un muro entre ti y los que contigo viven. (Tales)
  • De no hablar sino cuando fuere preciso, raramente despegaríamos los labios. (Epicteto)
  • Debemos distinguir entre hablar para engañar, y callar para mantener reserva. (Voltaire)
  • Decir lo que sentimos; sentir lo que decimos; concordar las palabras con la vida. (Séneca)
  • Dejad que hable cualquiera cierto tiempo, y veréis cómo consigue prosélitos. (Robert L. Stevenson)
  • Deje palabras quien ama, que sin obras todas vuelan; porque palabras y plumas dicen que el viento las lleva. (Tirso De Molina)
  • Diez lenguas que afirman no valen dos ojos que ven. (Proverbio Siamés)
  • El agua habla sin cesar y nunca se repite. (Octavio Paz)
  • El habla es la representación de la mente, y la escritura es la representación del habla. (Aristóteles)
  • El hombre se revela en la conversación no sólo por lo que dice, sino por lo que calla. (Stefan Zweig)
  • El lenguaje sirve para ahorrar el pensamiento. Se habla cuando no se quiere pensar. (Miguel De Unamuno)
  • El mejor medio para salir airoso de una conversación difícil es ir a ella sin preparación alguna. (André Maurois)
  • El no, el sí, son breves de decir, y piden mucho pensar. (Baltasar Gracián)
  • El oído del indiscreto hablador es una criba que se vacía por su boca. (Plutarco)
  • El que habla de modo que lo entiendan siempre, habla bien. (Molière)
  • El sabio habla porque debe decir algo; el necio porque le gusta decir algo. (Ángel Ganivet)
  • El secreto de aburrir es contarlo todo. (Voltaire)
  • El tiempo es capaz de destruir todo lo construido, y la lengua de todo lo que aún está por construir. (Máxima Alemana)
  • Es cosa notable que los que más hablan son los que menos tienen que decir. (Matthew Prior)
  • Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. (Rabindranath Tagore)
  • Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar toda duda. (Mark Twain)
  • Es mísero callar cuando importa hablar. (Salustio)
  • Es preferible confiarse a un caballo sin brida que a un discurso sin orden. (Teofrasto)
  • Habla poquísimo de ti, poco de los otros, mucho de las cosas. (Paolo Mantegazza)
  • Hablar es el arte de sofocar e interrumpir el pensamiento. (Thomas Carlyle)
  • Hablo mucho de mí, porque soy el hombre que tengo más a mano. (Miguel De Unamuno)
  • Hase de hablar como en testamento, que a menos palabras, menos pleitos. (Baltasar Gracián)
  • Hase de hablar como en testamento, sentir con los menos y hablar con los más. (Baltasar Gracián)
  • Hay que decir la verdad, no hablar mucho. (Demócrito)
  • La discreción en las palabras vale más que la elocuencia. (Francis Bacon)
  • La elocuencia es el arte de abultar las pequeñas cosas y disminuir las grandes. (Isócrates)
  • La oratoria política es el arte de decir vulgaridades con corrección y propiedad. (Armando Palacio Valdés)
  • La palabra dicha no vuelve atrás. (Horacio)
  • La palabra es mitad de quien habla y mitad de quien la escucha. (Michel E. De Montaigne)
  • La verdadera elocuencia consiste en decir todo lo debido y en no decir más de lo debido. (François De La Rochefoucauld)
  • Las heridas de la lengua son más peligrosas que las del sable. (Proverbio Árabe)
  • Las palabras acercan. Los silencios destruyen. (André Maurois)
  • Las palabras que no van seguidas de los hechos no valen para nada. (Demóstenes)
  • Las palabras son como las hojas: cuando abundan, poco fruto hay en ellas. (Alexander Pope)
  • Las palabras son una medicina para el alma que sufre. (Esquilo)
  • Las palabras van al corazón cuando han salido del corazón. (Rabindranath Tagore)
  • Lo más difícil de este mundo es poder decir y pensar lo que todos dicen sin pensar. (Alain)
  • Lo que decimos no siempre se parece a nosotros. (Jorge Luis Borges)
  • Lo que falta a los oradores en profundidad os lo dan en longitud. (Montesquieu)
  • Lo que has de decir, antes que a otro, dítelo a ti mismo. (Séneca)
  • Lo que se sabe sentir se sabe decir. (Miguel De Cervantes)
  • Los discursos sin contradictor en realidad no son discursos sino sermones; sermonear es más fácil que discutir, porque es sólo dogmatizar. (Conde De Romanones)
  • Los hombres que hablan mucho no me dicen nada. (Françoise Sagan)
  • Los puñales, cuando no están en la mano, pueden estar en las palabras. (William Shakespeare)
  • Más vale dar un resbalón con el pie que con la lengua. (Máxima Aramea)
  • Muchas palabras nunca indican mucha sabiduría. (Tales)
  • Ni una palabra asoma a mis labios sin que haya estado primero en mi corazón. (André Gide)
  • No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio. (Proverbio Árabe)
  • No basta hablar; hay que hablar veraz. (William Shakespeare)
  • No corra tu lengua más que tu pensamiento. (Quilón)
  • No es difícil ser elocuente cuando la causa es buena. (Eurípides)
  • No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras. (Juan Luis Vives)
  • No sabe hablar el que no sabe callar. (Pitaco)
  • No siempre están de acuerdo el labio y el corazón. (Pietro Metastasio)
  • Nunca es tan difícil hablar bien como cuando tenemos vergüenza de callar. (François De La Rochefoucauld)
  • Nunca hables de asuntos domésticos propios o ajenos. Los primeros, porque no importan a los demás; los segundos, porque no te importan a ti. (Georges Clemenceau)
  • Nunca prediques porque tienes que decir algo, sino porque tienes algo que decir. (Richard Whately)
  • Orador es aquel que dice lo que piensa y siente lo que dice. (William J. Bryan)
  • Para algunas personas, hablar y ofender es lo mismo. (Jean De La Bruyère)
  • Para dialogar, preguntad primero, después... escuchad. (Antonio Machado)
  • Pon tu confianza sólo en los hechos y no te fíes de las palabras; en la vida encontrarás muchas personas que viven mal y hablan bien. (Demófilo)
  • Por bien que se hable, cuando se habla demasiado se termina siempre por decir tonterías. (Alejandro Dumas)
  • Preocúpate del sentido, y las palabras saldrán por cuenta propia. (Lewis Carroll)
  • Primero observa, argumenta después. (Jean H. C. Fabre)
  • Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen. (Oscar Wilde)
  • Que vuestros discursos sean como las estrellas, que emiten poca luz porque se hallan a gran altura. (Francis Bacon)
  • Quien habla mucho poco piensa. (Carlo Dossi)
  • Quien habla todo lo que le place, ha de escuchar lo que no le place. (Alceo)
  • Quien sabe hablar, sabe también cuándo ha de hacerlo. (Pitágoras)
  • Recuerda que es más fácil parecer cuerdo que hablar cuerdamente. Habla menos que los otros y escucha más de lo que hables, pues callando uno, no se delata, y escuchando halaga al que habla. (John H. Lorimer)
  • Si dices lo que quieres, oye lo que no quieres. (Filón)
  • Si hubiera de ponerse un candado en cada una de las bocas, el mejor oficio de este mundo sería el de cerrajero. (Anónimo)
  • Si los que hablan mal de mí supieran exactamente lo que pienso de ellos, aún hablarían peor. (Sacha Guitry)
  • Si me callo, muero; pero, habiendo hablado, si muero, no callo. (Henri Barbusse)
  • Si no se hablara nunca de una cosa, sería como si no hubiese sucedido. (Oscar Wilde)
  • Si sólo hablásemos cuando tenemos algo que decir, el uso del lenguaje desaparecería en dos generaciones. (Noel Clarasó)
  • Si usted habla todo el tiempo, yo no tengo más remedio que callar. (Jean Racine)
  • Siempre me gusta oír a un hombre hablar de sí mismo, porque entonces no oigo sino cosas buenas. (William Rogers)
  • Solamente buscando las palabras se encuentran los pensamientos. (Joseph Joubert)
  • Toda conversación tiene un momento favorable en que poder terminarla; no lo desperdicies. Las últimas palabras son de efectos más duraderos que las primeras, por lo que deben ser particularmente bien ponderadas. (José Ortega Y Gasset)
  • Todos sufrimos; pero el hablar nos alivia. (Voltaire)
  • Tu lengua es como un león: si la guardas contigo, te defenderá, pero si la dejas escapar terminará por devorarte. (Proverbio Árabe)
  • Un momento de pensar equivale a una hora de hablar. (Thomas Hood)
  • Una imagen vale más que mil palabras. (Anónimo)
  • Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento. (Voltaire)
  • Una palabra suave puede golpear con rudeza. (Benjamin Franklin)
  • Unos gustan decir lo que saben; otros lo que piensan. (Joseph Joubert)
  • Vela por tus pensamientos cuando estés solo y por tus palabras cuando estés con los demás. (Epicteto)



[ ¿Quieres mejorar esta página web? envíanos tu mensaje ]


Queda prohibida la reproducción de esta lista de frases en cualquier otra web.
Detectamos y perseguimos a los infractores.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Tool

© frases de .org 2005-2013