Proverbios y frases sobre la comida

Proverbios, refranes, citas célebres, dichos y frases.

[volver al índice de frases]



  • A mi estómago poco le importa la inmortalidad. (Heinrich Heine)
  • A uno que tenga hambre, dale primero de comer y después háblale de lo que sea; si empiezas por hablarle, sea de lo que sea, fracasarás, no lo dudes. (Jean Anouilh)
  • Abreviar la cena: prolongar la vida. (Benjamin Franklin)
  • Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si por ventura no se está muriendo de hambre. (León Tolstoi)
  • Caminante: come, bebe y nada más te importe. (Asurbanipal Sardanápalo)
  • Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. (Miguel De Cervantes)
  • Con la primera copa el hombre bebe vino; con la segunda, el vino bebe vino; con la tercera, el vino bebe al hombre. (Anónimo)
  • Cuando el vino entra, el secreto sale. (Talmud)
  • Dios encomienda a la indigestión la tarea de hacer moral en los estómagos. (Victor Hugo)
  • Dios ha hecho los alimentos y el diablo, la sal y las salsas. (James Joyce)
  • Disminuye tus comidas y hallarás mejor sueño. (Proverbio Árabe)
  • El café debe ser caliente como el infierno, negro como el diablo, puro como un ángel, y dulce como el amor. (Maurice De Talleyrand-Périgord)
  • El café, néctar de dioses, ha de ser, para ser bueno, ardiente como tus ojos, negro como tus cabellos, tan puro como tu alma, tal dulce como tus besos. (Francisco Villaespesa)
  • El mejor vino del Rin es aquel al que no le ha entrado una sola gota del Rin ni del Mosela. (Georg Ch. Lichtenberg)
  • El placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación. (Cicerón)
  • El que bien bebe, bien duerme, y quien bien duerme piensa bien; quien piensa bien, bien trabaja, y quien trabaja bien, debe beber bien. (Anónimo)
  • El vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra. (Miguel De Cervantes)
  • El vino nos da la libertad, y el amor nos la quita; el vino nos hace príncipes, el amor mendigos. (William Wycherley)
  • Estómago hambriento no tiene oídos. (Jean De La Fontaine)
  • Hay que comer para vivir, y no vivir para comer. (Molière)
  • La embriaguez no crea los vicios; no hace más que ponerlos en evidencia. (Séneca)
  • La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas; y para el pobre, cuando tiene qué. (Luis Vélez De Guevara)
  • La saciedad engendra la desmesura. (Solón)
  • La vida es tan amarga que abre a diario las ganas de comer. (Enrique Jardiel Poncela)
  • Las comidas largas crean vidas cortas. (François Rabelais)
  • Los animales se alimentan, el hombre come; sólo el hombre de talento sabe comer. (Anthelme Brillant-Savarin)
  • No estás bebido si puedes tumbarte en el suelo sin agarrarte. (Dean Martin)
  • No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida. (George Bernard Shaw)
  • No hay ningún secreto donde reina el vino. (Salomón)
  • No vivo para comer; como para vivir. (Quintiliano)
  • Para comer bien en Inglaterra es recomendable desayunar tres veces. (William S. Maugham)
  • Se están comiendo a los caníbales. (Jorge Luis Borges)
  • Sin la frugalidad nadie llega a ser rico, y con la frugalidad poquísimos llegarían a ser pobres. (Samuel Johnson)
  • Todo lo que se come sin necesidad, se roba al estómago de los pobres. (Mahatma Gandhi)
  • Trabaja como si tuvieras que vivir siempre, y come como si tuvieras que morirte mañana. (Proverbio Árabe)
  • Una casa de Dios es el estómago vacío del pobre, y quien lo llena, llena también la voluntad de Dios. (Friedrich Rückert)
  • Una comida lubrifica los negocios. (James Boswell)



[ ¿Quieres mejorar esta página web? envíanos tu mensaje ]


Queda prohibida la reproducción de esta lista de frases en cualquier otra web.
Detectamos y perseguimos a los infractores.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Tool

© frases de .org 2005-2013